CRITERIOS DE ÉXITO EN LA EVOLUCIÓN DEL ENTRENADOR


ivananero

6 PRINCIPIOS GENERALES DE ACTUACIÓN

Entrenador de Fútbol: Permanente estado de aprendizaje, sed permanente de adquisición de conocimientos y constante estado alerta respecto al fútbol (The Coaching and Soccer Magazine).

Capacidad de Análisis ( tómese como modelo a Rafa Benítez), Gestión de Grupos, en cuanto a fusión de egos para alcanzar un objetivo común (paradigma en Vicente Del Bosque, son su fantástico desempeño en la selección española de fútbol.

Estas y otras refelexiones de alto valor  para el entrenador o aquel que pretendar serlo.

 Así como han evolucionado la táctica, los principios de entrenamiento o los propios clubes como entes sociales y económicos, también los entrenadores han aprovechado para evolucionar a mas conocimientos teóricos, mayor dominación en las decisiones estratégicas de los equipos, rediseño de la actividad del cuerpo técnico y relación con los futbolistas. ( Desde aquel famoso 3-2-5 a los modernos 4-2-3-1) Ahora los cuerpos técnicos son de varios miembros (en el Real Madrid por ejemplo, Mourinho, Louro, Faria, Karanka, además de otros 3-4 componentes mas para informes de contrarios, ayuda de campo en Valdebebas etc)

Seis son los principios que deben guardar los entrenadores en su constante evolución:

  1. Absoluta comprensión de los principios del fútbol: Resulta obvio, pero mas difícil de aplicar cuando se está en el banquillo y se requiere una reflexión rápida no solo del propio desempeño sino mas aún del contrario. De ahí conocer al detalle los principios defensivos, vigilancias, coberturas, permutas etc, los principios ofensivos, desmarques, distracciones, celadas etc, así como el balance entre ellos. En definitiva conocer los fundamentos teóricos al detalle. Lillo podría ser el paradigma del absoluto conocedor teórico del fútbol
  2. Perfil analítico:Los entrenadores, además de profesionales, también son fans, aficionados al juego como cualquier otro en el sentido lúdico del mismo. Sirva aquí Benítez como ejemplo. Cuando un entrenador visualiza un partido por primera vez, en la observación están mezcladas su faceta profesional así como la de aficionado, el divertimento per se. El míster a de ver reiteradas veces el fútbol, el mismo partido para poder obtener conclusiones de valor
  3. Conocimiento de los principios metodológicos del “coaching”: En el sentido de las bases teóricas del aprendizaje y la enseñanza, cómo los futbolistas aprenden, porque siguen nuestras directrices, cómo diseñar una sesión de entrenamiento, el flujo de actividades, transición de unas a otras, así como la planificación a corto y medio plazo. Podría decirse que Valdano es el “coach” por definición.
  4. Capacidad de visualizar el rendimiento perfecto: El equipo ha de trabajar por la perfección, el entrenador ha de visualizar el entrenamiento perfecto y trasmitirlo a sus jugadores ha de ser capaz de aterrizar esa visualización en el campo de entrenamiento. Simeone trasmite a sus jugadores ese “querer”.
  5. Habilidad de entender el partido: Todos hemos conocido o visto entrenadores de élite, que se quedan semi-paralizados en el trascurrir de los partidos, incapaces de una correcta lectura de lo que está sucediendo en el campo y por tanto de tomar las decisiones adecuadas. No es de extrañar el incremento de componentes del cuadro técnico en los banquillos, es claro: tres mentes (primer y segundo entrenador, mas el mismo de porteros) diseccionan mejor el partido que una sola. Esta habilidad tiene parte de ciencia y parte de arte. Mourinho nos sorprende de tanto en cuanto con decisión “en vuelo” que voltean el devenir de los partidos
  6. Gestión de equipos y habilidades: la capacidad de gestionar gente, personas, futbolistas individuales y hacer que trabajen por un objetivo común, que unan esfuerzos y aparten egos, ganarse el respeto de los jugadores, convencerles del plan colectivo. Se requiere mucha formación y mucha experiencia. Del Bosque es el modelo en cuanto a su sabia gestión de futbolistas de diferentes equipos, apostando por el objetivo común de la selección.

Los buenos entrenadores nunca cejan en su aprendizaje, es constante. Una insaciable sed de conocimientos es natural a ellos, en busca de lo mejor. Vídeos, visitas al extranjero, observación de otros clubes y culturas. Jugar y ver siempre a los mismos equipos domésticos al final aporta escaso valor en el aprendizaje. El fútbol es un acontecimiento, global, mundial. Cada entrenador ha de tener su propia visión de cómo debe ser ejecutado el juego.

ivan anero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: