Archivo mensual: abril 2011

Fuertes sin pisar el gimnasio


Mourinho consigue que los jugadores del Madrid alcancen el punto decisivo del curso en un óptimo estado de forma sin hacer pesas ni sesiones de preparación física

Iniesta intenta controlar el balón rodeado de jugadores del Madrid.

Lo primero que llamó la atención a muchos de los jugadores del Madrid cuando comenzaron la pretemporada con José Mourinho, el verano pasado, fue que no hacían sesiones de entrenamiento dedicadas exclusivamente al físico. El preparador, Rui Faria, brazo derecho del técnico, no los puso a hacer carrera continua para ejercitar el corazón y los pulmones, ni les diseñó circuitos para trabajar la potencia, ni rampas para que treparan ni obstáculos para que saltaran. “Solo hacíamos partidos de tres contra tres, de tres contra dos, de cuatro contra tres, de cinco contra cinco…”, recuerda un futbolista; “jugábamos todos los días en un campo que variaba de amplitud, con porterías que aumentaban o disminuían de número o tamaño”.

Hubo jugadores incrédulos. “Vais a llegar muy bien al final de la temporada”, les tranquilizaba Mourinho. Al cabo, la plantilla se quedó sin hacer lo que, tradicionalmente, había considerado trabajo físico. Solo, juegos con el balón. Rutinas distraídas, pero intensas, en las que de forma natural se iban conociendo mientras ejercitaban el cuerpo y la mente, el físico y la táctica.

En el libro ¿Por qué tantas victorias? argumenta Mourinho que sus entrenamientos nunca se hacen sin el balón porque giran desde el principio alrededor de la organización futbolística. En el proceso organizativo, los futbolistas se adiestran para jugar y, como consecuencia, evolucionan físicamente. “Al privilegiar la vertiente táctica, estoy privilegiando todos los restantes componentes del rendimiento”, dice; “por necesidad de lo táctico surgen todos los restantes. Yo no creo en equipos bien o mal preparados físicamente, sino en equipos identificados o no con una determinada matriz de juego. Porque la adaptación fisiológica es siempre específica de esa forma de jugar. Las preocupaciones técnicas, físicas y psicológicas, como la concentración, surgen por arrastramiento”.

Ocho meses después de la pretemporada, el Madrid alcanza el pico de su condición física. Si cuenta con una ventaja respecto al Barça en la próxima eliminatoria de la Champions, reside en la mayor frescura de sus jugadores. Además, tener una plantilla más larga ha permitido a los futbolistas del Madrid disputar una media de 300 minutos menos de competición que sus adversarios azulgrana.

En lo que va de temporada, el método no ha cambiado. Al contrario. En estos días, los titulares habituales, como Cristiano, Alonso o Ramos, apenas se están entrenando. Las sesiones sobre la hierba son mínimas. Quince minutos, unos estiramientos y a descansar. El gimnasio está reservado a los lesionados o a quienes tienen un déficit que corregir.

Los entrenamientos duran una hora y los partidillos están cuidadosamente cronometrados, entre 10 y 20 minutos, y se desarrollan a gran ritmo. Los jugadores dicen que no pueden parar. Que siempre deben estar en movimiento y aproximándose a los esfuerzos máximos. “Tienes unos segundos para recuperarte y beber”, explican; “y si te distraes hablando con alguien te quedas sin beber”. Cíclicamente, Mourinho interrumpe los partidillos para trabajar los automatismos defensivos con grupos de 11. En este punto, todos reconocen que la labor del portugués es excelente.

Gracias a sus éxitos, Mourinho popularizó un método, el entrenamiento integrado, que comenzó a concebir en el Barcelona a las órdenes de Louis van Gaal. El entrenamiento integrado deriva de un invento de Paco Seirul·lo cuando era el preparador físico de Valero Rivera en el Barça de balonmano. De ahí pasó el sistema al fútbol con Johan Cruyff y Van Gaal. Juanma Lillo completó su aplicación en el fútbol cuando dirigía al Zaragoza en 2000. “Históricamente, casi toda la preparación física fue ajena a las necesidades del futbolista y del juego porque venía inspirada por el mecanicismo y el conductismo”, dice Lillo; “los viejos preparadores procedían del atletismo y se habían inspirado en la teoría de la linealidad. Pero si hay algo que no es lineal es un ser vivo. Mucho menos un equipo compuesto de 25 seres vivos”.

Como dijo Lillo: “En el fútbol, entrenar el físico sin el balón es como entrenar la fuerza del brazo de Nadal sin integrar el brazo al resto del cuerpo”.

Rui Faria y Mourinho lo practican en el Madrid. Y los jugadores lo agradecen.

Anuncios

La clave para rendir a la altura de un futbolista de élite…


“El sueño y el descanso debe ser una parte más del entrenamiento del deportista”, asegura Carlos Díez, director de los Servicios Médicos Sanitas – Real Madrid

Los especialistas también recomiendan una siesta de 30 minutos, sobre todo antes de un partido, ya que incrementa la atención y el rendimiento físico.

El sueño es un factor que tradicionalmente ha pasado desapercibido cuando se analiza el comportamiento y el rendimiento físico de un jugador de alto nivel. Dormir es un acto reparador durante el cual las funciones orgánicas se regeneran y estabilizan, los tejidos se reparan, el sistema nervioso se desarrolla y los procesos mentales se ordenan.

Los jugadores deben ser conscientes de ello y poner especial empeño en el descanso nocturno. “Nosotros recomendamos a los jugadores del Real Madrid dormir entre 8 y 10 horas diarias. El sueño y el descanso debe ser una parte más del entrenamiento del deportista”, asegura Carlos Díez, director de los Servicios Médicos Sanitas – Real Madrid.

La siesta también está incluida en la lista de recomendaciones, haciendo hincapié, sin embargo, en la duración de la misma. No debe sobrepasar los 30 minutos. ¿El motivo? Evitar la desorientación y confusión que puede provocar entrar en la etapa de sueño REM (Rapid Eyes Movement), de la que no resulta tan fácil despertar. También es recomendable practicar la siesta antes de los partidos ya que incrementa la atención y el rendimiento físico.

Otro de los aspectos que explica la importancia del descanso nocturno tiene que ver con las lesiones. La falta de sueño aumenta el riesgo de que se produzcan, ya que el jugador pierde agilidad y coordinación. Del mismo modo, el exceso de sueño o hipersomnia tampoco es bueno para el jugador, ya que puede ir asociado a lesiones del sistema nervioso central, alteraciones metabólicas o endocrinas (uremia, insuficiencia hepática o hipotiroidismo) o deberse a un estado depresivo o de ansiedad.

Los Servicios Médicos Sanitas – Real Madrid marcan a los jugadores una serie de recomendaciones para conseguir un sueño tranquilo y reparador:

  • Disminuir el consumo de estimulantes, como pueden ser el café, el té, el chocolate, el ginseng, el alcohol y los refrescos de cola.
  • El sueño será más reparador si se consumen alimentos que contengan calcio (leche, sardinas o boquerones) y magnesio (frutos secos y verduras de hoja).

  • Es aconsejable que la última comida del día se realice dos horas antes de dormir y que no sea una cena copiosa, tratando de evitar grasas y proteínas animales para facilitar la digestión.
  • Antes de dormir, desacelerar la actividad. Es necesario llegar relajado a la cama, por lo que se debe suspender el ejercicio físico y las actividades mentales de alta exigencia, al menos dos horas antes de acostarse.
  • Evitar realizar tareas que distraigan a la hora de dormir. No es un buen hábito oír la radio, leer o ver la televisión en la cama.
  • Fijar un horario de sueño (hora de irse a dormir y hora de levantarse).
  • No acostarse con hambre o sed ni tampoco después de haber comido o bebido demasiado, a fin de evitar interrupciones a lo largo de la noche.
  • Para mejorar la conciliación del sueño también es preferible no ingerir proteínas (como carnes, huevos o pescado), ya que son difíciles de digerir, limitar la ingesta de grasas, especialmente de origen animal, y el consumo de especias o dulces antes de dormir.


“Fútbol Total”


El espectacular estilo de Marinus Jacobus Hendricus Michels fue calificado por la prensa como “Fútbol Total”. Si las selecciones holandesas de los años 1970 fueron de hecho la ” Naranja Mecánica“, Rinus Michels fue el genial artesano que se encontraba detrás de la maquinaria. Hombre de pocas palabras, fue el innovador ideólogo y la brillante mano que guió a la excelencia al “Fútbol Total”.

Sin embargo, el propio Michels lo definió como Pressing Football y lo explicó de la siguiente manera: Consiste en acosar sin tregua ni respiro al adversario para recuperar la posesión del balón, y no ceder a ningún precio la iniciativa del ataque al contrincante, contando con dos requisitos básicos: un espíritu de lucha inquebrantable y una perfecta preparación física, sin los cuales el sistema se derrumba irremediablemente.

Michels se ganó pronto el sobrenombre de “El General” por su fuerte carácter en los entrenamientos, pero también empezó a llamar la atención su atractiva concepción del fútbol. El estilo de “El general” se plasmaba sobre el campo en un 4-3-3, que después ha sido santo y seña del fútbol holandés.

El “fútbol total” se basaba en una serie de puntos. Por ejemplo, era fundamental el triángulo que se formaba en el ataque y la posición de los extremos que generaban espacios para la aparición de los interiores. También hay que destacar la rapidez de la circulación del balón, Michels decía que los jugadores debían desmarcarse antes de que le pasaran la pelota. Otro punto importante eran los desmarques, que se hacían en diagonal, tanto hacia dentro como hacia fuera. Pero lo más importante era la visión ofensiva, hasta los defensas debían saber atacar, sobre todo los laterales.

La base de su juego se basaban en:

1. El adversario debe ser exprimido en su propio campo. Congestionar el campo rival con 21 hombres significa cerrar espacios e impedir que hagan jugadas con libertad.

2. La salida en bloque a la hora del pase de un atacante es una jugada ofensiva y no defensiva. La idea es quitarle el balón al rival que va a lanzar, si es posible antes del propio lanzamiento.

3. Cuando se quita el balón al rival en su propio campo los defensas deben retroceder, así los espacios que faltarán al enemigo para armar su jugada aparecerán para los atacantes del propio equipo.

4. Ningún jugador debe tener posición fija. El jugador debe cumplir una función de acuerdo con la posición del campo en la que se encuentre. Si un atacante cae en su defensa será zaguero y viceversa.

5. Todos los jugadores deben estar para marcar al rival cuando éste tenga el balón. Ninguno puede liberarse de esta función.

6. El desgaste físico de los jugadores debe ser el mismo. Sólo el líbero, el cerebro y el goleador, pueden tener un desgaste menor. El jugador que no suda la camiseta explota al compañero de equipo.


“Aquí se habla menos y se trabaja más”


Adolfo Abad, directos cantera Villarreal

 

-La cantera del Villarreal ha recibido muchos elogios. ¿Es quizá el más importante el haber creado una identidad propia, una marca de fútbol?
-Para nosotros tener nuestra identidad es una virtud y una norma. Todos lo equipos de identifican por su manera de jugar y entrenar. Es algo que no se discute  y que cualquier entrenador que venga aquí tiene que poner en práctica: no especular, tener la posesión y buscar la victoria siempre. Cualquiera que vea un partido de cualquier equipo del Villarreal debe reconocer esas virtudes.

-¿Cuáles son los grandes objetivos que se marcan en la escuela del Villarreal?
-El gran objetivo es sacar el máximo número de jugadores para el  primer equipo. Junto a él hay otros muchos, dependiendo de la categoría en la que estén y edad de los jugadores. Ninguno solapa a otro, se complementan todos en pos del gran objetivo final. Además, la gran apuesta del primer equipo esta temporada por la cantera es una motivación extra para cualquier chaval. Eso demuestra que se están haciendo bien dos cosas: el trabajo diario y la captación

-¿Cómo se trabaja en el Villarreal en esa captación de jóvenes promesas?
-A un jugador le seguimos desde que nos llama la atención, a partir de los seis años, pero para traerle de fuera queremos que tenga 13 ó 14 años.

-¿Por qué?
-Es la edad mínima para sacarle de su círculo familiar. Antes se le puede vincular al club de cualquier forma pero no sacarle de casa. Es básico tener una red de ojeadores extensa en España y también en el extranjero. Nuestra red llega a toda España, con lo que el futbolista que destaca nosotros lo conocemos. Otra cosa es que podamos traerle porque hay otras canteras muy importantes que hay que respetar. Además cada día nos encontramos con que quieren probar jugadores de todo el mundo. Tenemos que poner un filtro para seleccionar los mejores que puedan pasar las pruebas

-Para que todo esto sea posible es básico contar con una directiva que crea de verdad en la cantera.
-El apoyo de la directiva del Villarreal a la cantera es un caso único en el fútbol español. A diferencia de otros clubs aquí se habla menos y hay más hechos.

-¿Por qué lo dice?
-El presidente viaja para ver partidos del filial, no es raro verle en un partido del C o de juveniles como al resto de directivos. Ver que tus jefes están más motivados que tú mismo te obliga a dar siempre el máximo. Fíjate lo que representa para un chaval de 15 años salir a jugar en algún campo fuera y encontrarse con su presidente allí. Eso es único. El consejero delegado viene a ver a cadetes, infantiles…te pregunta por ellos, sabe cómo se llaman y de dónde son. En este club las palabras son hechos.

-Hechos que se deben confirmar con una buena inversión.
-La base de todo es contar con esta ciudad deportiva. Roig es el gran impulsor. Ha creído de verdad en esto y ha puesto la infraestructura y los medios. Nos lo ha dado todo, nadie se puede quejar de que le falte algo, pero a cambio se exige el mejor trabajo. Es fundamental la inversión. Es un club donde puedes ser feliz si tienes una gran capacidad de trabajo y comulgas con la manera de trabajar que tiene el club

-Con la apuesta en Primera por Garrido, ¿se trabaja en una cantera de entrenadores?
-Es otra de las grandes apuestas. Los queremos hacer a nuestra identidad desde que empiezan en el fútbol 7 como chavales muy jóvenes. Con Garrido en el primer equipo está el circulo cerrado y eso es fundamental. Cualquiera ya sabe que antes de buscar un entrenador de fuera se mirará en la casa. Eso sí, exigencia máxima y sólo llegarán los mejores

-En poco más de una década son ya una de las grandes canteras de España.
-No seremos tan pretenciosos de decir que somos los mejores pero sí que queremos ser los mejores y para ello hay que trabajar más cada día. Hemos creado nuestro propio modelo bebiendo de otras fuentes, posiblemente Barcelona y Ajax han sido dos grandes referencias. A día de hoy somos nosotros la referencia para muchos. Llegan entrenadores de todo el mundo a diario para estudiarnos

-¿Hay debate sobre jugar bien o ganar, identidad o victoria?
-No, el hecho competitivo es un objetivo fundamental. Hay que formarse pero compitiendo, jugar bien para ganar, creer en ello siempre y hasta las últimas consecuencias,  ser cada día mejores. En este club, de 42 equipos, tan sólo uno puede aspirar a ascender: el Villarreal C que está en Tercera. El resto están en su tope y en la parte alta de la tabla. Todos deben aspirar a ser los mejores con nuestro modelo de fútbol.