Archivo mensual: enero 2008

El sueño


El sueño es como un descanso para tu cuerpo, pero tu cerebro nunca descansa, y mientras dormimos, hay partes del cerebro despiertas, controlando que todo vaya bien. Hay cinco fases del sueño y el cerebro se ocupa de todas. En la primera, mientras te estás quedando dormido, el cerebro le dice al corazón que empiece a latir más lentamente, y al cuerpo, que disminuya ligeramente su temperatura. En la segunda, el sueño es ligero. Puedes despertarte con un ruido o si algo o alguien te toca. En la fase tres entras en un sueño profundo: el cerebro ordena que baje la presión arterial y no serás muy sensible a la temperatura del aire a tu alrededor. La fase cuatro es el sueño más profundo. En ella, algunas personas hablan en sueños o son sonámbulas. La última es la llamada fase de movimientos oculares rápidos, porque aunque tus músculos estén totalmente relajados, tus ojos se mueven rápidamente de un lado a otro y aumenta tu ritmo cardiaco. Éste es el momento en el que se sueña. Durante la noche, todas las fases, a excepción de la primera, se repiten cada 90 minutos.
Anuncios

El Cerebro


No es cierto que las personas utilicemos sólo el 10% de nuestro cerebro; lo que ocurre es que el cerebro se activa por zonas, dependiendo de la tarea que realicemos. Nunca se activa en bloque, pues no podríamos soportarlo.
El consumo de energía con relación al resto del cuerpo es del 20%, hagas lo que hagas; tanto si te aburres como si disfrutas, como si duermes, te afeitas o estornudas. Él solo consume el 20% de tu oxígeno y tu glucosa.
Tiene de 10000 a 15000 millones de neuronas, interconectadas en una red que es unas 100 veces más compleja que la red telefónica mundial.
Toda experiencia sensorial, cosnciente o inconsciente, queda registrada en el aparato neuronal y se puede recordar en condiciones propicias.
Los recursos de la mente son tan eficientes que, según el científico M. Polanyi, el hombre puede elegir, en un instante, cada una de las 10.000.000.000 sentencias diferentes de las que suele disponer una lengua culta.

Zinedine Zidane


Valdano escribió en el periódico El País de España: “Zinedine Zidane es un elefante (está por encima de los 80 kilos) con el cerebro de una bailarina”. 

En otro artículo en el mismo diario, dice: “el único reloj que da la hora justa es el de Zidane. Tiene un panorama amplísimo; sabe cuándo hay que tenerla [la pelota] y cuándo hay que soltarla, sabe cuándo hay que jugar en corto y cuando hay que jugar en largo, sabe cuándo hay que tocar a los laterales y cuando hay que profundizar”.

“En un fútbol donde la norma es chocar, Zidane siempre encuentra los caminos despejados. El disco duro que tiene en la cabeza parece juntar la historia del fútbol europeo y la del fútbol sudamericano; el resultado es un juego universal”.


Antes y ahora